VIDELA DORNA -Gran Calfulén-

Puntaje Final

92

COMPOSICIÓN

Puntajes de cata

VISTA | Limpidez: Excelente 5/5
VISTA | Color / Aspecto: Excelente 10/10
NARIZ | Intensidad: Intenso 9/11
NARIZ | Complejidad: Muy Bueno 17/19
BOCA | Calidad: Excelente 13/13
BOCA | Intensidad: Intenso 9/11
BOCA | Persistencia: Largo 6/8
BOCA | Equilibrio: Excelente 12/12
APRECIACIÓN GLOBAL | Armonía: Perfecto 11/11

Notas de Cata

Marca: Gran Calfulén

Región: Luis Beltrán, La Esmeralda, Valle Medio del Rio Negro.

Composición Varietal: 100% Malbec

Maceración: pre fermentativa a 10ºc durante 3 días, con 3 remontajes diarios, luego, maceración durante 25  días.

Fermentación: con levaduras seleccionadas, a temperatura controlada entre 26º28ºC en pequeñas piletas de hormigón. Fermentación malolactica completa.

Crianza: 16 meses en roble francés y americano

Enólogo: Mario Lascano

Graduación Alcohólica: 14,3%

Presentación 8/9/2017

Esta noche contamos con la presencia de Nacho Videla Dorna, quien junto a su hermano Carlos (jefe de producción), son los actuales dueños de la bodega que lleva su nombre.

Sabemos que, para Nacho, este proyecto está cargado de sentimentalismo y pasión. Es una bodega que había comprado su abuelo en 1960. En aquel tiempo, la bodega estaba en manos de su fundador, Sr. Benigno Gutiérrez Acha, quien en el año 1920 implanta cerca de 50has de viñedos y construyo la bodega denominada La Esmeralda.

Nacho se crio en esta tierra, la cual, es su casa materna.

Nos comienza describir la ubicación de esta bodega y es realmente impactante: Es una isla.

Este dato, es el que da el carácter principal al proyecto y a su alrededor gira todo. El agua, el terreno, el clima, los nombres y todo su potencial.

El Rio negro, en la altura del Valle del Medio existen varias islas: La Esmeralda, es la isla de la familia Videla Dorna.

Los materiales de construcción para la bodega fueron llevados en tren hasta Darwin y desde allí en caminos de tierra, transportados en carros tirados por bueyes y finalmente cruzados a la isla por medio de una balsa.

Son 50 hectáreas y en esa época la producción vitivinícola apuntaba al volumen y no a la calidad como es hoy en día. La familia Videla Dorna toma la bodega, pero en aquellos años con la crisis sufrida en el sector, tuvo que ir reemplazando el terruño por cultivos anuales. En el año 2008 Nacho y Carlos, retoman la plantación de viñedos y comienzan implantado 3.5has de Pinot Noir, con plantas adquiridas del vivero de la Bodega del Fin de Mundo (San Patricio del Chañar). Años más tarde, implantan Malbec y Sauvignon Blanc. Está proyectado también implantar en un futuro Cabernet Franc y Riesling.

Los suelos son aluvionales, arenosos, profundos, sin sales y buen drenaje: es una isla, formada por sedimentos provenientes de los ríos Neuquén y Limay.

El tipo de riego es gravitacional. Siendo una isla, se han construído acequias que traen agua directamente del Rio Negro.

En aquella época se producía el vino en toneles de roble de 10.000Lts, un concepto muy distinto al de hoy. La producción era de 500.000lts y hoy es de 100.000lts quedando de aquella época, las piletas de cemento, las cuales algunas sirven de acopio, donde se almacenen las barricas, beneficiándose del lugar y la frescura que aportan. Estas piletas están construidas con muros contenedores de hasta 80cm de espesor.

Nacho nos muestra la etiqueta original que tenían los barriles de vino, que viajaban de Rio Negro a la estación Pacifico en Palermo. En esa época, en al cual importaba más el volumen que la calidad del vino, este era traído en tren hasta Buenos Aires. Desde ahí, la gente iba llenar sus damajuanas para llevarse el vino a casa.

Una plaga con la cual deben convivir es la de los chanchos salvajes. Estos animales, les encantan las uvas y no las verdes, sino las que ya están en su mejor punto.

Nos muestra una foto de un racimo de Pinot Noir, uva emblema de la bodega. Vemos lo compacta que es.

¿Quien era Urbano Calfulen? 

Urbano fue quien, siendo un hombre autóctono, les enseño a amar la tierra, respetarla, entenderla. En su honor, dan nombre a la línea de alta gama de su producción.

También le ayudo en su momento a su abuelo el gran enólogo y referente de varias bodegas en Río Negro: Alcides Llorente, quien al haber sido llamado por Nacho y su hermano, para volver a producir vino, reaccionó con enorme emoción y no dejaba pasar un día, sin presentarse a la bodega para ayudar con el renacimiento.

Hoy cuentan con el asesoramiento del enólogo es el mismo de la Bodega Fabre Montmayou: Mario Lascano. Él es quien propone agregar madera en la etapa de fermentación. Es por eso que en el Pinot Noir, se pueden encontrar notas de café. El “paso por madera” se da por medio de la incorporación de duelas de madera de roble francés en una primera instancia y como segunda instancia, el vino es guardado en barricas de segundo uso.

Nacho afirma que su bodega, no cae en ser una fábrica de vinos, no tienen un concepto industrial, sino que sus vinos son muy especiales para ellos y les encanta compartirlos. Se autodenominan artesanos de vinos, y son criados como sus propios hijos.

Nacho opina que el vino nace en la viña, todo lo que pasa después, es consecuencia. Hay que cuidar la materia prima como oro. Es imposible crear un buen vino, si la materia prima no fue cuidada. Hay una gran cosecha cada 4 años y 2 buenas cada 4 años.

Las etiquetas, las diseña su hija, quien es artista plástica. Cada etiqueta es un original, ya que cada una es un grabado hecho por ella.

Por ahora se dedicarán a hacer vinos tranquilos, en una segunda etapa se aventurarán en hacer espumantes, ojalá sea pronto!

Gracias Nacho por tu amplia y muy dedicada presentación, nos abriste un mundo nuevo de vinos de excelente calidad que llevan la pasión por hacer las cosas bien, más que bien. Cada copa que se abre expresa el amor con el que renace el terruño de La Esmeralda, bajo el cuidado de la familia Videla Dorna, salud!

Pronto iremos a visitarlos!

Comprar Producto

Bodega Videla Dorna

Carlos e Ignacio Videla Dorna

Dueños de la Bodega